APANDA

Aprendo a comunicarme

Durante los dos primeros años de vida los niños adquieren habilidades básicas  y esenciales de la comunicación, de manera gradual, como parte del proceso de desarrollo. 

El primer paso es una comunicación sin palabras (preverbal), unas señales que el niño utiliza para conseguir lo que quiere, como el llanto ante una situación para él desagradable. 

Comienza a combinar el uso de  miradas, gestos y  vocalizaciones dirigidas al  adulto (alarga la mano, señala  un objeto mientras lo mira y  vocaliza…). Su comprensión del mundo es cada día mayor y empieza a reconocer las expresiones de los demás (enfado, alegría,…). Estos serán los primeros pasos  en el camino de la comprensión. 

Poco a poco y de manera simultánea, aparecen las primeras palabras. De un modo espontáneo aparecen sonidos sencillos que poco a poco irá  diferenciando, y que sin darnos cuenta, los adultos reforzaremos al responder a  estas primeras vocalizaciones de nuestro hijo. Mucho antes de empezar a hablar, el niño ya entiende, pero es fundamental que en este período su audición sea correcta. 

En estos primeros dos años de vida comenzará a emitir, aunque de manera distorsionada muchas palabras nuevas, nombrará objetos familiares y personas conocidas y aparecerán sus primeras frases de una y posteriormente dos  palabras. Su comprensión irá también avanzando y ya entenderá órdenes sencillas y preguntas sencillas. 

En torno a los dos años de edad se produce una explosión de vocabulario, el niño comienza a preguntar sobre todo lo que sucede a su alrededor, y esto le facilitará información simplificada sobre su entorno, permitiéndole desarrollar así, una progresiva comprensión del mundo que le rodea y con ello de un lenguaje funcional.  

Es en este período cuando la labor de los padres y el entorno más próximo se hace de vital importancia. Debemos ocuparnos de estimular al máximo la audición de nuestro hijo, reforzándolo de manera natural pero constante. De este modo estaremos minimizando las repercusiones que sobre el niño tiene la deficiencia auditiva, facilitando así su acceso a la comunicación verbal, y con ello  a un mundo de posibilidades accesible para todos los niños con o sin discapacidad. 

 

Desarrollo en HTML5 y CSS3 Copyright © 2011 Apanda

Top Desktop version